Saltar al contenido

La Madre del Cordero

Un lugar para el estudio y la reflexión

Tomás de Aquino: Vocabulario EBAU

ABSTRACCIÓN (Abstractio): Capacidad mediante la cual el entendimiento extrae la forma, lo universal de las cosas individuales o concretas y elimina lo material. Mediante este proceso se forman los conceptos a partir de la experiencia sensible. En nuestro caso, estos conceptos son los efectos, de los que parten las cinco vías, ya que la metafísica se sitúa en el tercer grado de abstracción, donde nos quedamos con las formas abstractas del ser, es decir, con los puros entes.

ACTO (Actus): Es la realización de lo que está en potencia; aquello que hace ser a lo que es. El ser realizado que ya ha adquirido una forma. Se opone a potencia y sirve, junto con el concepto de potencia, para explicar el movimiento como el paso de la potencia al acto. Este par de conceptos se utilizan en la primera vía. La noción de acto tiene una pluralidad de sentidos, siendo los fundamentales los siguientes: El cambio o movimiento, la acción, la forma y el ser.

ANALOGÍA (Analogía):Es la propiedad que tienen las palabras de ser atribuibles a varios sujetos con un significado en parte idéntico, en parte diferente. La predicación analógica es utilizada por S. Tomás a nivel ontológico y teológico. El discurso teológico de S. Tomás está basado en la analogía, es decir, está mediado por predicados extraídos de la realidad sensible, pero que luego se aplican a Dios de forma analógica. Pero teniendo en cuenta el principio de la causalidad transcendente, que limita un conocimiento directo por parte del conocimiento humano, está analogía está sometida a un proceso dialéctico, que consta de tres momentos: afirmación,  negación y excelencia.

CAUSA-EFECTO (Causa – Efectus):Se denomina causa al principio del cual algo procede o se sigue necesariamente, es decir, el efecto. Siguiendo a Aristóteles la causa puede ser de cuatro tipos: material, formal, eficiente y final. La utilización del principio de causalidad y la interpretación de Dios como causa transcendente hace posible un conocimiento analógico del primer principio. El principio de causalidad a nivel ontológico formula una relación de semejanza entre la causa y el efecto, que posibilita el conocimiento de la causa a través del efecto.

DEFINICIÓN(Definitio):Según Aristóteles, la definición esencial expresa la esencia permanente de una cosa, mediante el género y la diferencia especifica. Para que una definición sea científica la conexión entre los términos o conceptos que la constituyen debe realizarse por vía demostrativa. En nuestro texto encontramos dos tipos de definición. La definición real mediante la cual se indica la esencia o naturaleza de una cosa, y la definición nominal mediante la cual se indica lo que significa un nombre.

DEMOSTRACIÓN (Demostratio): Procedimiento discursivo que tiene como fin derivar la verdad de una proposición. Aristóteles fue el primero en analizar y definir la noción de demostración mediante la forma del silogismo que deduce una conclusión verdadera a partir de unas premisas verdaderas. Posteriormente Averroes, siguiendo a Aristóteles, realiza la distinción entre razonamiento deductivo (propter quid) o inductivo (quia), en los que partiendo de un antecedente verdadero se obtiene un consecuente verdadero.

DIOS (Deus):En la teología esencial es definida la esencia de Dios con los siguientes atributos: Simplicidad (No tiene composición alguna), Perfección, Bondad, Infinitud, Inmensidad, Inmutabilidad, Eternidad y Unidad. Dios es definido como el ser cuya esencia consiste en existir. En él esencia y existencia se identifican, en suma, es el ser necesario ya que tiene la existencia por si mismo. Por Dios entendemos un ser supremo que es distinto del mundo (contingente) y creador de éste.

EVIDENCIA (Evidentia):Es la verdad patente para un entendimiento. Esta verdad se manifiesta en el juicio, cuya expresión es la proposición. Una proposición es evidente cuando se conocen los términos (sujeto y predicado) que la integran. Una proposición es evidente en sí misma y para nosotros, si nosotros conocemos el contenido del sujeto y del predicado, y éste está incluido en la definición del sujeto. Una proposición es evidente en sí misma, pero no para nosotros, cuando desconocemos el contenido de uno de los términos.

FE (Fides):Esta facultad humana es definida por Santo Tomás como el acto del entendimiento que asiente a la verdad divina por el influjo de la voluntad, que, a su vez, es movida por la gracia divina. El acto de razón es realizado por la acción eficiente del objeto sobre el entendimiento y la actividad de éste sobre aquél.

NECESARIO (Necessarius): Aquello que no necesita de una causa exterior para existir y que tiene la capacidad de existir por sí mismo. En el contexto de la tercera vía se refiere a Dios que tiene en sí la razón de su necesidad.

POSIBLE (Possibilis): Aquello que puede existir o no existir. En el contexto de las vías se refiere a los seres contingentes o criaturas, generables y corruptibles, que necesitan de una causa exterior para existir y dar razón de su existencia.

POTENCIA (Potentia): Modo de ser intermedio entre el no ser y el ser en acto. Generalmente indica carencia o privación de una forma. La potencia está ordenada al acto y requiere la intervención de un ser en acto. La potencia a la que se refiere Santo Tomás en la primera vía es la potencia pasiva o capacidad de ser cambiado y no la capacidad de cambiar o potencia activa. Se opone al acto.

PRINCIPIO(Principium): Se denomina así, a todo aquello de lo que algo procede. Existen dos tipos de principios: lógicos y ontológicos. Los principios lógicos son los antecedentes en relación con los consecuentes. Son un conjunto de verdades que no necesitan demostración, pero toda demostración se basa en ellos. Son evidentes e indemostrables. Los principios ontológicos son aquello desde donde algo y por lo que algo es, son las causas que dan razón de los efectos.

PROPOSICIÓN (Propositio): Es la unidad mínima de significado y está compuesta por dos términos: el sujeto y el predicado o atributo, más la copula. Puede ser verdadera o falsa y adoptar las siguientes formas: universal, particular, afirmativa y negativa. En el texto aparecen dos tipos de proposiciones que modernamente se denominan analíticas y sintéticas.

PROCESO AL INFINITO (Regressus ad infinitum):Es la formulación de la sucesión sin fin en la serie de motores, causas eficientes, causas necesarias, causas de perfecciones e inteligencias rectoras de las cuales una es causa de otra en la medida en que esta otra es causa. Se debe tener en cuenta que Santo Tomás no plantea el proceso al infinito en el campo de las matemáticas o de la física, sino en el campo de la metafísica. La negación de la serie infinita supone la imposibilidad de formular un recorrido sin fin en la serie de causas que den razón del efecto de que partimos y por tanto la formulación de una causa primera.

RAZON (Ratio): El conocimiento racional es el conocimiento natural del hombre y se explica mediante la teoría de la abstracción. Este acto de conocimiento se origina por la acción del objeto sobre las capacidades cognitivas del sujeto, es decir, arranca de lo manifiesto a los sentidos, pero es complementado por el dinamismo de las facultades del sujeto y su criterio de verdad es la evidencia.

VERDAD(Veritas):Para Santo Tomás la verdad es la adecuación o correspondencia entre el entendimiento y la cosa, en este sentido, la verdad se da en el juicio al afirmar o negar el enunciado o proposición. Este tipo de verdad se denomina semántica o lógica, frente a la verdad ontológica o verdad del ser.